ejercicio físico

EJERCICIO FÍSICO Y PATOLOGÍAS: OSTEOPOROSIS Y ARTROSIS

La Organización Mundial de la Salud define Salud como: “Un estado de bienestar físico, mental y social general, es decir, una ausencia de enfermedad y debilidad”. En nuestras sociedades cada vez más, se desarrollan más enfermedades cardiovasculares, causadas por el tabaco, sobrepeso, colesterol, hipertensión, diabetes, etc. Pero también existen las enfermedades que afectan al aparato locomotor, en forma de osteoporosis y artrosis y que influyen a la vez en la psique en forma de depresiones, trastornos del sueño, alteraciones en el sistema inmunitario, etc.

El ejercicio es importante a todas las edades. Aquella persona que se mantenga en buen estado físico podrá combatir mejor las típicas “enfermedades del bienestar” y contribuirá mucho más a la conservación o recuperación de la salud. Al mismo tiempo, también hay que dejar bien claro que el ejercicio y el deporte no siempre son beneficiosos para la salud en todas sus formas y a todas las edades. Todo lo contrario, en numerosas ocasiones, la elección de un deporte inadecuado, la forma cómo se práctica o la intensidad no adecuada al individuo en concreto puede producir más daños que beneficios. El deporte, en consecuencia, será beneficioso practicado correctamente, con objetivos concretos, de manera regular y con el grado de esfuerzo adecuado a cada edad, a cada patología y/o a las características del sujeto.

Relación entre Osteoporosis y Artrosis

A día de hoy se sigue debatiendo la relación entre las dos. Durante años se consideraba que no ambas enfermedades eran excluyentes, sin embargo en la actualidad después de numerosas investigaciones, parece ser que las dos enfermedades coexisten e incluso puedan guardar una relación directa. Hace años, se llegó a la conclusión que tener artrosis protegía contra la osteoporosis, debido a que los pacientes con artrosis tenían más densidad mineral ósea y tenían menos riesgo de sufrir osteoporosis. Pero actualmente esta teoría se pone en duda y la teoría que predomina es que la artrosis y la osteoporosis si que están relacionadas. Es más, en los actuales estudios, han descubierto que muchas mujeres que tienen osteoporosis también padecen la artrosis

Otra de las relaciones, es que la artrosis y la osteoporosis son dos de las enfermedades más frecuentes entre los mayores de 50 años, sobretodo en las mujeres, después de la menopausia.

Artrosis: Epidemiología-prevención-tratamiento a través de la terapia deportiva

  • Artrosis, es una enfermedad inflamatoria, crónica en las articulaciones y de desgaste de los cartílagos.
  • 1 de 4 mujeres mayores de 50 años van a sufrir una fractura por osteoporosis a lo largo de su vida.
  • En el caso de la artrosis, hay factores que no se pueden evitar, como los hereditarios, pero otros factores si que se pueden evitar, como el sobrepeso, disminuirlo puede ayudar a reducir la enfermedad en un 50%.
  • Las personas con artrosis tienen un 20% más de posibilidades de que tengan fracturas y un 25% de riesgo de caídas, que el de personas que no tienen artrosis.
  • Las personas con artrosis tienen mayor dificultad para andar y menor tono muscular,
  • La prevención es a través del ejercicio ya que hace que se usen las articulaciones y así conservar su movilidad y el tono muscular. Pero a la vez no sobrecargarlas o bien por trabajar con demasiada intensidad o durante un tiempo excesivo.
  • El trabajo moderado cardiovascular aeróbico y trabajo de fuerza muscular ayuda a mejorar la movilidad de las articulaciones, reduce la hinchazón y alivia el dolor y así disminuye a la vez, el riesgo de lesiones.
  • Es importante no realizar ejercicio en las fases agudas inflamatorias de la enfermedad.
  • La inmovilidad provoca mayor incapacidad articular e inactividad y artrosis constituye un círculo vicioso del que es preciso salir.

 

Osteoporosis: Epidemiología-prevención-tratamiento a través de la terapia deportiva

  • La osteoporosis es la disminución de densidad y descalcificación de los huesos.
  • La deficiencia de calcio relacionada con la edad y un desequilibrio entre la velocidad de degradación y de regeneración ósea, además de la menopausia (que es cuando se produce una bajada del nivel de estrógenos) son algunos de los factores que más influyen en su desarrollo.
  • Se calcula que 1 de 3 mujeres y 1 de 12 hombres de más de 50 años tienen osteoporosis.
  • La osteoporosis es responsable de millones de fracturas anualmente, muchas de las cuales involucran vértebras lumbares.
  • La actividad física contribuye a mantener e incluso a aumentar, de manera significativa, la masa ósea. Las tracciones musculares que provoca el ejercicio, ejercen un estímulo mecánico que fomenta la creación de hueso y frena su destrucción. Y además, el aumento de la vascularización ayuda al remodelado óseo.
  • Un tono adecuado muscular propiciará una adecuada estabilidad en las articulaciones. Lo mismo que en la artrosis, realizar ejercicios de fuerza, ya que constituyen un mayor estimula para la masa ósea. Y una vez más, la carga correcta es aquella que se adapta a la capacidad funcional de la persona.

Article escrit per la tècnica esportiva Rosa Domínguez.

Deixa un comentari